Revista_Oct

Octubre 2022 | 55 DEPORTES Coopidrogas Ricardo Henao Periodista La lucha de generaciones en la selección Colombia cierra su difícil año futbolístico sembrando esperanza de cara a lo que viene, que será la próxima eliminatoria a la Copa del Mundo de 2026. Ya es bueno dejar de lado la tristeza y amargura por la no clasificación a Catar y mirar con buenos ojos lo que quiere moldear el nuevo entrenador Néstor Lorenzo para su equipo. El nuevo proceso se dio inicio con dos victorias en partidos amistosos, uno ante Guatemala (4-1) y otro ante México (3-2), que dejaron algunos aspectos interesantes y situaciones que nos permitieron evaluar con optimismo lo que vendrá para la selección en los próximos meses. De arranque, y como siempre, la solo convocatoria generó controversia, lo que es algo normal, pues todos queremos siempre a los más destacados en su mejor momento en el listado, pero, usualmente, los técnicos llaman a sus jugadores, a aquellos de su resorte, de su confianza, sobre quienes recaerá la gran responsabilidad en el juego y los mezcla con algunos que brillan en ligas, que tienen un buen presente y uno que otro que siempre pide la afición. En esa lista, y como base, Lorenzo se la jugó de arranque con hombres de experiencia, como David Ospina, James Rodríguez, Juan Guillermo Cuadrado y Falcao García, quienes, para unos, son imprescindibles, mientras que, para otros, ya forman parte del pasado. En los juegos ante Guatemala y México, el técnico probó inicialmente con formaciones llenas de trayectoria, dio la sensación de no querer arriesgar desde un principio y, en una actitud apenas entendible, se la jugó con los hombres que conocía y con los que más había trabajado. Hoy en día, los resultados mandan, porque así sea en juegos amistosos los números y las valoraciones son determinantes en una campaña; no obstante, el desarrollo de los partidos lo obligó a experimentar y a variar, y, fue allí, en los segundos tiempos de los dos juegos, donde se vio la mejor cara de Colombia, cuando utilizó a los jugadores jóvenes, que seguramente, en algún tiempo –no muy lejano–, se adueñarán de los puestos en la formación titular. Soy de la idea de que de los llamados veteranos hay que sacar lo mejor, hasta cuando el nuevo equipo despegue y tenga forma, pues, honestamente, no creo que haya que enterrarlos, ni desestimar su aporte de talento y experiencia, ya que ellos pueden ser un buen soporte para los más nuevos y calidosos jugadores que ahora tenemos y que dejaron sentir que pueden dar un fútbol más dinámico e intenso, de mayor despliegue físico, con velocidad, ataque y con más anotaciones de gol. El recambio quedó planteado: en la defensa, Andrés Llinás dejó sentir que la camiseta no le pesará; Carlos Cuesta y Jeison Lucumí, que pueden ser una pareja interesante a la que tendrían que darle más rodaje en la selección; Yaser Asprilla y Jorge Carrascal, que tienen el talento, el desequilibrio y la personalidad para generar fútbol y liderar el equipo desde el medio campo; y, en el ataque, Luis Sinisterra, Jhon Jáder Durán y Óscar Estupiñán –este último a quien no le dieron minutos en estos amistosos, pero que está viviendo un lindo presente en Inglaterra–; todos ellos pueden tener la clave del gol que siempre necesitó nuestra selección. Lo que vimos fue apenas el comienzo, no siento que el arranque se tenga que llevar a una guerra por saber si se tiene que tener en cuenta o no a quienes lideraron los anteriores grupos. En el futuro cercano, sin duda, será una lucha de calidad y no por la edad, como tiene que ser. En una selección ideal deben estar los mejores y con un mejor presente, es lo más lógico, pero no nos olvidemos que en cada equipo siempre caben los jugadores del técnico y eso, aunque para muchos es absurdo y doloroso, es un hecho real. La eliminatoria empezará en los primeros meses de 2023 y Colombia tiene jugadores para armar un equipo y ser protagonista, pero también para apuntar a ganar la próxima Copa América. Ojalá el técnico tenga la claridad para armar un gran plantel y que, ante todo, pueda trabajar y desarrollar su idea.

RkJQdWJsaXNoZXIy MTE2ODQ5Nw==