Revista_Oct

Octubre 2022 | 21 Coopidrogas El suceso sigue sin resolver. No hay evidencia de algún humano que haya regresado de la muerte con una explicación certera. No obstante, la ciencia, la religión, la metafísica y la filosofía, entre muchas otras disciplinas, han intentado dar respuesta desde sus perspectivas. En principio, la ciencia ha explicado qué le ocurre al cuerpo una vez la persona muere. “Sin circulación, este comienza a perder temperatura y los músculos se endurecen, en un proceso conocido como rigor mortis (rigidez de la muerte). Cuando el corazón deja de latir, la sangre no circula y se torna más espesa”, dice la médica cirujana Carolina Rebolledo. Sin embargo, el interrogante persiste con lo que pasa después. Una de las teorías predominantes, postulada por la doctora británica Kathryn Mannix, pionera y especialista en cuidados paliativos y el final de la vida, es que la muerte es solo un proceso. La experta hace hincapié en que, al igual que nacer, fallecer es una etapa más que todos debemos atravesar y así es como debe ser vista. “Dar a luz es un proceso muy doloroso y, a pesar de ello, la mayoría de las mujeres tienen más de un hijo. Fallecer, aunque la gente piense lo contrario, no lo es. En mi carrera he presenciado unas 10 mil muertes y solo en una decena de esas, el final ha sido agónico. Es cierto que morir es triste y representa una pérdida, pero yo lo veo como la culminación natural de una vida”, explica la también autora del libro Cuando el final se acerca. Cómo afrontar la muerte con sabiduría. Otros estudiosos han aclarado que hay experiencias en el lecho de muerte, lo que significa que son situaciones que viven personas que están en una fase de agonía, pero que no necesariamente van a morir. De esta manera, se podría justificar que quienes sobrevivan tengan recuerdos similares en donde ven una luz o un guía que les indica qué hacer. Así lo describe el historiador y antropólogo colombiano Esteban Cruz Niño, en su libro Vida después de la muerte. Testimonios del más allá, en el que muchas de las declaraciones testimoniales, que recolectó con personas que sobrevivieron, coincidieron en la afirmación de que “cerca de la muerte veían una luz, un túnel; sentían que iban de la mano de alguien que los guiaba y les hablaba”. Así mismo, asegura que, aunque no tiene la verdad, le quedan dudas de si esto ocurre por temas neuronales, físicos o por algo que se desconoce como especie. CINCO ETAPAS Gran parte de las hipótesis referidas a lo que pasa después de la muerte surgen del estudio y análisis de las experiencias cercanas a esta: situaciones en las que un sujeto ha estado clínicamente muerto durante un corto período, pero al que, finalmente, se le ha conseguido reanimar mediante diferentes técnicas. Uno de los que más ha investigado acerca de este tema es el médico de urgencias Thomas Fleischmann, quien, a lo largo de su carrera en hospitales de Alemania y Suiza, ha sido testigo de la muerte de más de 2 mil personas. El profesional realizó un estudio de más de 35 años, en el que concluyó que el proceso de morir se da en cinco etapas, las cuales describe así: La primera consiste en que la persona deja de sufrir, de un momento a otro, y desaparece todo el dolor. El miedo se ha ido, no hay ruidos y solamente hay tranquilidad. En la segunda, aparece una experiencia fuera del cuerpo, en la que asegura que vuela por encima de sí y, “en muchas ocasiones, se ve acostada en la camilla”. Científicamente, en la TRANSICIÓN hacia la muerte el CUERPO pierde TEMPERATURA y los MÚSCULOS se ENDURECEN.

RkJQdWJsaXNoZXIy MTE2ODQ5Nw==