Revista_Oct

Octubre 2022 | 13 Coopidrogas gumbres en distintas preparaciones”, explica la nutricionista dietista Lucía Correa de Ruiz. En su concepto, este estilo de alimentación cada día consigue más adeptos; sin embargo, “desde el punto de vista nutricional, es importante tener en cuenta que debe seguirse un plan de alimentación balanceado, ya que las dietas vegetarianas, en general, no contienen la cantidad adecuada de vitamina B12, necesaria para el desarrollo neuronal; de vitamina D, indispensable para la absorción del calcio; ni las proteínas de origen animal para el crecimiento, desarrollo y aumento de la masa muscular”. Por ello, en muchos casos, en la planeación de dietas vegetarianas o veganas se requiere la suplementación adecuada de las proteínas de origen vegetal, dado que contienen cantidades menores de algunos aminoácidos esenciales. De igual forma, es clave considerar las mezclas vegetales y de varios productos a base de soya y otros, e incluir aquellos que reemplazan la proteína animal, como, por ejemplo, la avena, la quinoa, las legumbres (lentejas y fríjoles), el maíz y el arroz, los cuales, además, permiten una amplia variedad de formas de preparación. Los dos últimos se consideran cereales proteicos, es decir, que aportan unos porcentajes de proteínas que, dentro de una dieta balanceada, suplen las necesidades del organismo en los vegetarianos. ¿VEGETARIANO O VEGANO? En este punto vale la pena destacar que, si bien estos dos conceptos suelen utilizarse indiscriminadamente, los expertos explican que no son estrictamente lo mismo. “El veganismo incluye planes alimentarios donde solo se consumen alimentos a base de plantas; en cambio, los vegetarianos a veces comen huevos, leche, pescado e, inclusive, algunos optan por la carne muy esporádicamente”, dice la nutricionista dietista Claudia Gamboa. Fotos e ilustraciones: ©2022 SHUTTERSTOCKPHOTOS Tipos de vegetarianismo La OMS señala que el vegetarianismo incluye un subconjunto de dietas basadas en plantas, que pueden excluir el consumo de algunos o todos los alimentos de origen animal, así: • Dietas veganas: omiten todos los productos de origen animal, como carne, lácteos, pescado, huevos y (normalmente) la miel. • Lactovegetarianas: sin carnes, pescados, aves y huevos, pero sí con productos lácteos, como leche, queso, yogur y mantequilla. • Ovolactovegetarianas: admiten huevos y lácteos, pero no carne ni pescado. • Ovovegetarianas: excluyen carnes, aves, mariscos y productos lácteos, pero permiten los huevos. • Pescovegetarianas (o pescetarianas): con pescado, lácteos y huevos, pero no carne. • Semivegetarianas (o flexitarianas): son, principalmente, vegetarianas, pero incluyen, en ocasiones o en muy pequeñas cantidades, carne, lácteos, huevos, aves y pescado.

RkJQdWJsaXNoZXIy MTE2ODQ5Nw==